Thursday, July 06, 2006

Pecados de juventud

La visita del joven poeta Alejandro Martín Navarro para hablar de su excelente versión de Novalis publicada por Renacimiento, me obliga a rebuscar papeles y en ellos encuentro estos versos, que datan del 4 de marzo de 1958 y que no juzgué dignos de incluir en La calle de la luna, de aquel mismo año. Con la edad me he vuelto más benévolo conmigo mismo.

Tanguillo púnico

Mi novia en el Ariadna
va por el Mediterráneo.
De Cádiz al Puerto yo
voy y vengo en el Adriano.
Mi novia tomando el sol
sobre las dunas de Túnez.
Dunas del Puerto; la arena
pone al sol traje de luces.
¡Cuántas leguas
de Cartagena a Cartago,
de Cartago a Cartagena!
La mar cambia siempre, y Creta
tiene diez mil laberintos.
¡Pobre Esfinge sin enigma!
¡Pobre Ariadna sin hilo!
Entró Roma a sal y arena.
Quemó los barcos y el aire.
Quemó la sombra de Eneas.
La sal de Tiro alza en Cádiz
albas tiendas de campaña.
Dido está cortando a tiras
la piel de toro de España.

Labels:

1 Comments:

Blogger E. G-Máiquez said...

¡Bien por Martín Navarro que te hizo sacar este tanguillo!

2:01 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home