Saturday, February 07, 2009

Crónicas extravagantes

El próximo martes día 17 de febrero a las siete y media de la tarde, Deo volente, Ediciones Encuentro presentará en el palacio de la Condesa de Lebrija, sito en la calle de la Cuna, de Sevilla, el libro Crónicas extravagantes, cuya primera edición por el Servicio de Publicaciones de la Universidad Hispalense tanto escandalizó a propios y extraños. La presentación correrá a cargo de Ignacio Romero de Solís.

4 comments:

alvaro said...

Una buena noticia para los sevillanos y sevillanas que siguen el blog.

Salvador said...
This comment has been removed by the author.
Salvador said...

El evento se anuncia en la red social Facebook.
Inviten a sus contactos.
Gracias.
http://www.facebook.com/event.php?eid=49569348385&ref=mf

sarónico said...

En el blog de Pío Moa:


¡Carta de Bofarull!

Por fin me ha hecho llegar Mercè Riera, mi corresponsal de Reus, algunas cartas de la polémica entre nacionalistas. Ahí va una, de Francesc Bofarull i Bofarull:

"Estimado y muy honorable discípulo Ripollet i Bohigas:

Perdona el tiempo que he tardado en contestar a tus cartas, pero me lo han impedido mis muchas obligaciones y tareas académicas, visitas a otras universidades y congresos, en el estado español y en otros países extranjeros (¡a ver si puede decir lo mismo el recogedor de basuras de Princeton, el tal Carballeira!), en fin, el vértigo de esta vida un tanto atribulada, ajetreada y casi diría alocada, si no fuera por sus grandes frutos, que llevamos hoy día los siervos de Clío y de Urania, y empleo esta última en un sentido amplio, referido a toda la actividad intelectual no artística. Espero que sepas comprenderlo y perdonarme, dada la amplitud de criterio y de miras que reflejan tus cartas. Puedo decirte que he disfrutado mucho, pero mucho, con las cosas que me relatas, y también he sufrido hasta saltárseme las lágrimas de indignación con algunas de tus peripecias, como las desgracias que pasaste en Galicia. Mira, lo mejor es dejar a esa gente por imposible. Yo conocía a algunos gallegos y no guardo ningún buen recuerdo de ellos, claro que no se puede generalizar, los habrá mejores, no digo que no, pero cuando uno lee a los tales Xan o Brétemas o Carballeira O´Flanaghan, pues qué te voy a decir: gente fantasiosa, embrollona y sin pizca de espíritu científico ni seriedad alguna. No dudo de que habrá otros mejores, pero nunca los he conocido. ¡Meterse con nuestro héroe nacional Casanova, burlarse de la Diada...! Vamos, hasta ahí podrían llegar las bromas. Cada vez que lo recuerdo la sangre se me vuelve vinagre.

Pero dejemos estas historias tristes, lamentables y deprimentes, y vayamos a lo positivo, que la vida es breve, como dijo el filósofo, y no vale la pena perderla con gentuza que ni siquiera ha oído hablar del espíritu carolingio que nos distingue, y que por mucho que les hables de él solo sacas de ellos cachondeo y chistes idiotas. No vale la pena perder ni un segundo con ellos, y ahí está dicho todo. En cambio, ¡cómo alegran el ánimo tus noticias de Grecia y referencias a Escandinavia. La verdad es que el catalán se está convirtiendo en un idioma necesario para moverse por Europa, algo que los envidiosos españoles, en plena decadencia, no pueden soportar, se ponen como fieras, no digamos ya los vascos al estilo de Eguaraz Hernandorena, pobres diablos, es que dan pena con sus pretensiones. O los gallegos, claro, que ahora les ha dado por hacerse los portugueses, qué prestigio, el portugués, ¿verdad? Tu carta sobre tus experiencias en Grecia, la he difundido entre los colegas, catedráticos y profesores de la universidad, y la he puesto en mis clases como obligatoria, para que los alumnos hagan ejercicios al respecto y se les quite a algunos el complejo de "idioma regional", que aunque parezca mentira, muchos lo siguen teniendo. Supongo que te dará alegría saber estas cosas, pero es lo que yo digo: si entre nosotros no nos ayudamos, ¿quién nos va a ayudar? Tus cartas, querido Ripollet i Bohigas, están, además, muy bien escritas, me siento orgulloso de que en la universidad Rovira i Virgili preparen tan bien al alumnado, estoy seguro de que casi tan bien como en la Pompeu Fabra.

Y tu relato sobre Nueva York, los carteles en español y no en catalán, no deben preocuparte ni amargarte: como allí han ido tantos muertos de hambre latinoamericanos que ni saben inglés ni lo aprenderán en su putísima vida, de cerrados que son, pues tendrán que hacerles ese favor. Pero así como aquí estamos metidos en una cruzada cada vez más exitosa por expulsar el español e imponer nuestro idioma propio en Cataluña, y en Europa ha progresado de tal modo el interés por nuestra lengua propia en todas partes, desde Oslo a Estambul, así ocurrirá también en los Estados Unidos de América del Norte, todo es cuestión de tiempo, yo diría que de poco tiempo, y sé de buena tinta que la Generalitat está tomando cartas en el asunto. Espero que la crisis no impida dedicar al tema el esfuerzo económico preciso: con decirte que estoy pre seleccionado para ir a enseñar catalán a Princeton... ¡Sí, a Princeton! Allí podré enterarme de una vez de quién es y qué hace ese individuo, el tal Carballeira. Ya te digo, solo espero que la crisis económica que nos han contagiado los españoleitors, como tú les llamas, no obligue a nuestros gobernantes a recortar presupuestos, porque tampoco es para ir allí con un sueldo de miseria, que nos desprestigiaría a todos.

No vaciles en escribirme y, desde aquí, te envío los más calurosos ánimos en una empresa de promoción de nuestro idioma propio que necesita, te lo digo de todo corazón, mucha gente como tú. ¡Ánimo y adelante!

Tu admirado maestro

Francesc Bofarull y Bofarull.

Para la carta de Ripollet sobre Grecia: http://boards2.melodysoft.com/villarenco/carta-de-un-patriota-647.html