Saturday, December 06, 2008

XXX aniversario


. Protoconstitucionalismo
Los celosos custodios de la democracia ponen el grito en el cielo cada vez que en las gradas de un estadio de fútbol ven ondear la bandera que a tontas y a locas llaman “preconstitucional”. Si a esa bandera hay que ponerle un mote, éste sería el de “protoconstitucional”, pues fue en sus pliegues y bajo sus símbolos en los que tuvo sus primeros pañales la recién nacida Constitución, en cuyo encabezamiento campean esos símbolos. Esos símbolos fueron abolidos a la llegada al Poder de un partido al que no le gustaban demasiado, pero que no se atrevió a sustituirlos por otros más adecuados. No digo que el yugo y las flechas de los Reyes Católicos se fueran a sustituir por la hoz y el martillo, ya en franco declive, pero no hubiera sido ningún disparate hacerlo por un preservativo y una aguja hipodérmica. Es en cambio notable la ecuanimidad, doblada de íntimo regodeo, con que los mismos custodios contemplan y hacen contemplar la bandera de la segunda República o las leyendas separatistas estampadas en las camisetas de los “presuntos” de turno.
La presente Constitución entró en vigor así que fue sancionada por la única institución legitimada para hacer posible el tránsito de una legalidad a otra legalidad sin salirse de la legalidad, como se decía cuando aún amparaba el águila a la actual Ley Fundamental. (Crónicas anacrónicas)
La joroba
Decía Carl Schmitt que un camello es un caballo hecho por un parlamento. La Constitución de 1978 es uno de esos camellos, cuya joroba más llamativa es el Título VIII, que no dejó de enconársele al festejar su primer cuarto de siglo. Cinco años después, el mal va a más. Eso pasa porque esa joroba, más que joroba, es un absceso con trazas de tumor maligno que está pidiendo a gritos una intervención quirúrgica. La coyuntura no puede ser más favorable, pues los fastos del cumpleaños han dado pie a la clase política, no sólo de la oposición, sino del propio partido del Gobierno, para pedir la reforma de la Carta Magna, y ninguna reforma más urgente que la extirpación de esa joroba cancerosa antes de que haya metástasis. Otros habrá con otras prioridades, según que lo que se quiera sea la unidad de España o su descuartizamiento. Lo que sea, habrá que hacerlo a escape.

Labels: ,

3 Comments:

Blogger Jesús Sanz Rioja said...

Para mí que el absceso ha envenenado ya todo el cuerpo. Sólo cabe esperar un milagro de la primavera, la del Cara al sol, claro.

4:39 AM  
Blogger alvaro said...

It´s time to change.

5:14 AM  
Blogger alvaro said...

Segun estadisticas en 2008 aumenta el doble sobre 1998 la interrupcion voluntaria del embarazo o aborto y donde mas en proporción en la comunidad gobernada por el PP.¿Que alternativas se están ofreciendo a las jovenes embarazadas?

12:44 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home