Tuesday, December 30, 2008

Inocentes

Una reciente columna de Enrique García-Máiquez en el Diario de Cádiz me incita a exhumar este villancico que no plugo por igual a todos sus destinatarios. Dos de ellos eran las máximas jerarquías de la Iglesia española; uno, el Presidente de la Conferencia Episcopal don Elías Yanes, a quien por casualidad me había en encontrado en Praga el verano anterior; otro, el Primado don Marcelo González. Este me contestó con simpatía y efusión; aquél con cortesía aséptica.

¿Cómo te atreves a nacer
una vez más, Dios carpintero,
en este mundo de placer
y crecimiento cero?

Hay estatuas de sal camino de Sodoma .
El voto de María lo rompió una paloma.

¿No ves que hay miedo entre las gentes,
pues ya preparan los infiernos
otra matanza de inocentes,
pero en los claustros maternos?

Labels: ,

3 Comments:

Blogger alvaro said...

Como me dijo un sacerdote los mayores enemigos de la iglesia estan dentro y nos referimos a profesionales eclesiasticos y no fuera.

6:39 AM  
Blogger E. G-Máiquez said...

Muchas gracias por el enlace y por este villancico, que no te conocía.

4:47 AM  
Blogger Marulino de Italica said...

Contundente y firme, como en ud. es costumbre.
Claro y diáfano en su decir, como ud. suele.
Continue así D. Aquilino; muchos pensamos como ud. pero no sabemos decirlo así de bien.

11:15 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home