Reseña en El Semanal Digital

Véase comentario de Carmelo López Arias en El Semanal Digital

Comments

La pena de este libro es que su editorial parece empeñada en que no se lea. En dos librerías lo tengo solicitado y no hay manera.