Thursday, June 19, 2008

¡Bien por Federicomplejines!

Escribe Enrique García-Máiquez
LOSANTOS Y YO

Quisiera yo saber si a otros columnistas les van diciendo por la calle: “Te leo, te leo, pero no pienso como tú” o es una prerrogativa de los escritores políticamente incorrectos. No tendría que irme muy lejos a preguntar, porque el Grupo Joly tiene a gala contar entre sus articulistas con plumas de todo el abanico ideológico, lo cual honra a su vieja tradición liberal. A fin de cuentas, eso es la opinión, la de cada uno, que se contrasta después con la de cada cual. Lo otro es sumisión y aburrimiento.
A mí esos comentarios me animan. Lo fundamental para un escritor es que le lean; si se convence a alguno, mejor; y si no, pues aquí paz y después gloria. Tampoco me amedrenta cuando me enseñan el espantajo. El espantajo ahora es Jiménez Losantos y te lo cuelgan así: “Tú es que piensas como Losantos”. Uno, que es bastante chulo por parte de madre, respondería: “Será Losantos el que piensa como yo”. Pero como soy profesor, me inclino a la pedagogía: “Losantos es un hombre orgulloso de su pasado de extrema izquierda y de su presente liberal; a mí me han tirado siempre más Donoso Cortés y Gómez Dávila…”
En cualquier caso, lo que no voy a hacer nunca es dejar de decir lo mío por el “principio de desautoridad”. De hecho, comparto ciertas opiniones con Satanás. El Diablo sabe que la corte celestial existe y que el infierno también, y yo pienso lo mismo, gracias a Dios. Después de coincidir con los demonios, que doblan sus rodillas al nombre de Cristo, hacerlo con Losantos no me resulta especialmente indecoroso. Con él tengo algunas diferencias de forma y de fondo, claro, pero hoy no vienen a cuento. Lo han condenado por criticar a Ruiz-Gallardón y toca solidarizarse.
Primero por agradecimiento. Gracias a Losantos somos más libres. Así como suena. En estos tiempos de Eurocopa, permítanme una metáfora futbolística. Él corre por la banda, a veces trastabillándose, a veces como una flecha, y nos abre el campo a los demás jugadores. Sin sus carreras, muchos tendríamos menos espacio para expresar nuestras ideas en libertad.
Luego, por amor al periodismo. A quien no le guste Federico, que lo critique o que apague la radio, pero que no se emperre en taparle la boca a toda costa. Y los políticos menos que nadie. Honra al PSOE que haya sido un líder del PP el que haya caído en esto.
Me solidarizo con él, además, por una cuestión de principios. Losantos se está convirtiendo en el chivo expiatorio del sistema, en el muñeco del pim-pam-pum, al que siempre queda muy bien insultar. Siempre que puedo, yo me coloco al lado del chivo.
Por principios y, en este caso, porque estoy de acuerdo con su crítica a Gallardón.
http://www.diariodesevilla.es/article/opinion/158784/losantos/y/yo.html

Véase además lo que escribe al respecto J.J.Esparza en El Manifiesto

Labels:

5 Comments:

Blogger alvaro said...

Pues en la Conferencia Episcopal Española tiene a muchos prelados en su contra.Ya sabemos que con quien administra los bienes y te subvenciona,la iglesia no quiere problemas, ni nadie sensato en cualquier lugar del mundo mundial.

11:09 AM  
Blogger E. G-Máiquez said...

Muchas gracias Aquilino, por prestarme tu estrado. El artículo de Esparza me parece extraordinario.

1:48 PM  
Blogger alvaro said...

Este periodista tiene la vida bien resuelta,por lo que puede decir lo que a otros se les prohibe decir si no quieren verse en la calle.El que se mueve no sale en la foto.

3:10 PM  
Blogger alvaro said...

Lo que debia hacer Federico es si no le gusta el pp de Gallardon montar un partido como ha hecho Rosa Diez descontenta con el Psoe.En este pais no sólo existen Psoe y pp, hay muchos otros.

5:53 AM  
Blogger ALEJANDRO said...

De acuerdo con el artículo al 100%. Gracias por escribirlo.
Y en cuanto a lo que dice Álvaro de que FJL debería formar un partido... FJL es periodista, no político. Y necesitamos gente así, de verdad independiente, que no se case con ningún partido político, para defendernos de la partitocracia en la que por desgracia vivimos sumergidos. El poder corrompe, parece demostrado. Y hay que hacer oposición al poder desde fuera de la política. Para eso, entre otras cosas está —o debería estar— la prensa.

1:15 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home