Monday, November 11, 2019

De vita beata

 La vida de un poeta, por plena que sea, no puede soslayar esos  momentos de soledad en que se hace el arqueo de lo vivido, que en el caso de Enrique García-Máiquez es un examen de conciencia. En un examen de conciencia el hombre, y más si es poeta, dialoga consigo mismo. En muchos poetas de nuestro tiempo, el examen de conciencia ha sido sustituido por la exploración del subconsciente como la confesión por el psicoanálisis. No es este ciertamente el caso de García-Máiquez al poner en verso  el estado de ánimo con que recapitula una historia, la de su paso por este mundo, de milagros  y bienaventuranzas.





1 comment:

E. G-Máiquez said...

Qué sorpresa, querido Aquilino, encontrarme aquí.

Muchas gracias. Cuánta razón tienes en el examen de conciencia.