Friday, July 30, 2010

Somos clandestinos

Chinchón. (Acuarela de Pedro Serna)


(Escribe don Luis Suárez Avila)

¿Se acuerdan, en tiempos de Franco, cómo los salidos y rijosos se iban de tapadillo a Perpiñán a ver “El último tango en París”? Pues lo mismito va a pasar en la Cataluña sojuzgada y sometida: que los catalanes, como el que hace algo malo, van a ir a los toros a Castellón, a Zaragoza, a Bilbao o a Pamplona, pongamos por caso. Hay catalanes que, para no señalarse, están tratando de vender fuera la colección de “El Ruedo” o “Los Toros” de Cossío, que les están quemando en las manos, como el que tenía literatura prohibida en los tiempos de la Inquisición.. Son unos proscritos. Viven en la misma clandestinidad que los que leían “Mundo Obrero” o escuchaban “Radio Pirenaica”. En las editoriales catalanas van a descatalogar, destruir y vender para pasta de papel la poesía de García Lorca, la de Alberti, la de Fernando Villalón, la de Miguel Hernández –por cierto que le sirvió de “negro” a Cossío para la ordenación de fichas y la redacción de muchos capítulos de “Los Toros”--, las obras de Ortega y Gasset, de Pérez de Ayala, de Lope de Vega, de Moratín, de Valle Inclán, y cualquier otro u otra que haya osado escribir sobre los toros. El Parlament ha aprobado su Ley de Desmemoria Taurina. No han existido, ni Peroy”, ni José Rovirosa, ni Eugenio Ventoldrá , toreros catalanes que florecieron en el siglo XIX; ni Bonafont, ni Mario Cabré, ni Paco Corpas, ni Joaquín Bernardó, ni José María Clavel, ni Luis Barceló Mitjavilla, ni siquiera “Finito de Córdoba”, natural, criado y ensolerado en Sabadell, todos catalanes del XX. No existió la Plaza Monumental de Barcelona, que, por su arquitectura neomudéjar, se destinará a gran mezquita. En Cataluña manda, que muerde con la boquita cerrada, el P.S.C., esto es, el P.S.O.E. en versión subtitulada. Lo mismo que en Cádiz mandaba hace no sé cuántos años. Pero Carlos Díaz lo supo hacer a la chita callando, con la excusa de la aluminosis y de que en la Plaza de Toros gaditana se habían fusilado a la mar de personas. Total que en Cádiz quedaron prohibidos los toros y, como en Cataluña, los gaditanos,se tienen que ir fuera, y no a Castellón, ni a Pamplona ni a Bilbao, ni a Zaragoza. Se van a El Puerto. El P.S.O.E. poco a poco, lo prohíbe todo. Tengo la sensación de que los españoles estamos condenados, si las urnas no lo remedian, a ser una mancha de borregos clandestinos.

Luis Suárez Ávila

Labels: , ,

1 Comments:

Blogger alvaro said...

Los futuros gobiernos centrales lo deciciran la representaciones minoritarias de izquierdas y nacionalistas preferentemente ,a no ser que haya un acuerdo entre los dos partidos nacionales con mayor representación entre el electorado.Ninguno de los dos mayoritarios(PSOE y PP) va a sacar mayoria absoluta.En Cataluña gobernará Convergencia i Unió pero no se sabe con que partido se coaligará.

3:55 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home