Memorias de Marino

Véase Análisis Digital

Comments

E. G-Máiquez said…
Hoy, festividad de santa Marina, felicidades para la Viña y para la niña, una de ellas, de tus ojos.

También a don Marino, por la espléndida reseña que le escribes.
Joaquín said…
Hace veinte años disfruté con la biografía de Marañón, de Marino Gómez Santos. "La memoria cruel" la leí cuando apareció publicada, hace pocos años, y me la leí de un tirón. Justamente la anécdota de la Raquel Meller en su apartamento de Barcelona es dificil de olvidar. Me reí a mandíbula batiente, como suele decirse.
Aquilino Duque said…
Trato de resolver problemas de acceso