La fiesta nacional


Véase El Manifiesto

Comments

Pericoteo said…
Me parece que la retro-progresía no tiene del todo muy clara su relación con la Fiesta, la critican y atacan desde los cargos oficiales y a esos mismos nos los encontramos después en las mejores localidades de sombra (siempre haciendo uso de entradas de favor) de las Ventas o la Maestranza, ahora en verano en el Puerto, con claveles en la solapa, cigarros puros de esa Habana citada por usted en el artículo y algo tan antitaurino como un escoces con hielo, sus ideas de lo coherente.
Melchor Gaspar said…
¿Hay alguien ahí?
Aquilino Duque said…
Aquí sigo, al pie del cañón y metiéndome en la bitácora gracias a este rodeo.