Friday, December 15, 2006

Girard versus Vattimo

Fecha publicación: 2006-12-12
René Girard: El futuro nos reserva un renacimiento cristiano
«Verdad o fe débil. Diálogo sobre cristianismo y relativismo»
ROMA, martes, 12 diciembre 2006 (ZENIT.org).- Uno de los intelectuales más influyentes de la cultura contemporánea, el antropólogo René Girard, recientemente elegido entre los cuarenta «inmortales» de la Academia Francesa, sostiene que nos encaminamos hacia un renacimiento cristiano. En el libro recién publicado en italiano «Verità o fede debole. Dialogo su cristianesimo e relativismo» («Verdad o fe débil. Diálogo sobre cristianismo y relativismo»), de la editorial Transeuropa, el antropólogo francés afirma: «viviremos en un mundo que será y aparecerá tan cristiano como nos parece científico hoy día». «Creo --añade Girard-- que estamos en vísperas de una revolución en nuestra cultura que va más allá de cualquier expectativa, y que el mundo se está deslizando hacia un cambio respecto al que el Renacimiento no nos parecerá nada». El texto recoge diez años de encuentros entre el pensador francés y el profesor italiano Gianni Vattimo, teórico del llamado «pensamiento débil», sobre algunos de los temas que se han convertido en objeto de encendido debate en los últimos decenios: la fe, la laicidad, las raíces cristianas, el papel del mensaje evangélico en la historia de la humanidad, el relativismo, el problema de la violencia, el desafío de la razón, etc. El texto, editado por Pierpaolo Antonello, presenta en especial al gran público la trascripción de tres conferencias inéditas en las que los dos autores se confrontaron sobre los puntos más radicales de su pensamiento. En el libro, el profesor francés afirma que «la religión vence a la filosofía y la supera. Las filosofías están en efecto casi muertas. Las ideologías están prácticamente difuntas, las teorías políticas están casi del todo acabadas; la confianza en el hecho de que la ciencia pueda sustituir a la religión está ya superada. Y en el mundo hay una nueva necesidad de religión». Respecto al «relativismo moral» que defiende Vattimo, René Girard escribe: «No puedo ser relativista» porque «pienso que el relativismo de nuestros días es el producto del fracaso de la antropología moderna, del intento de resolver los problemas ligados a la diversidad de las culturas humanas. La antropología ha fracasado porque no ha logrado explicar las diversas culturas humanas como un fenómeno unitario, y por eso estamos empantanados en el relativismo». «En mi opinión --sostiene el académico francés-- el cristianismo propone una solución a estos problemas justo porque demuestra que los obstáculos, los límites que los individuos se ponen mutuamente sirven para evitar un cierto tipo de conflictos». «Si se comprendiera que Jesús es la víctima universal venida a propósito para superar estos conflictos, el problema estaría resuelto», subraya Girad. Según el antropólogo, «el cristianismo es una revelación del amor» pero también «una revelación de verdad» porque «en el cristianismo, verdad y amor coinciden y son la misma cosa». El profesor francés explica el «concepto del amor» que en el cristianismo es «la rehabilitación de la víctima acusada injustamente, es la verdad misma, es la verdad antropológica y la verdad cristiana». Frente a las peticiones de Vattimo de justificar el aborto y la eutanasia así como las relaciones homosexuales, Girard subraya que «hay un ámbito de la conducta humana que Vattimo no ha mencionado: la moral» y explica que «en los diez mandamientos se sobrentiende una noción de moralidad» en la que está implícita la noción de caridad. Girard replica luego a Vattimo --quien sugiere un «cristianismo hedonista»- que «si nos dejamos ir, abandonando todos los escrúpulos, existe la posibilidad de cada uno acabe por poder hacer lo que quiere». El antropólogo francés critica al «mundo políticamente correcto» que considera «la tradición judeocristiana como la única tradición impura, mientras que todas las demás están exentas de cualquier posible crítica». A los defensores de lo políticamente correcto, Girard recuerda que «la religión cristiana no puede ni siquiera ser mencionada en ciertos ambientes, o se puede hablar de ella sólo para tenerla bajo control, para confinarla, haciendo creer que ella sea la primera y única responsable del horror que atraviesa al mundo actual». Sobre el nihilismo moral que parece penetrar en la sociedad moderna, Girard concluye que «en vez de acercarse a cualquier forma de nihilismo, afirmando que no existe ninguna verdad como hacen determinados filósofos», hay que «volver a la antropología, a la psicología, y estudiar las relaciones humanas mejor de como se ha hecho hasta ahora».
Envía esta noticia a un amigo
¡

Labels:

1 Comments:

Blogger Jesús Sanz Rioja said...

Esperanzador.

8:17 AM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home