Monday, June 19, 2006

Versos de Fray Josepho


¡Qué cosa tan grata!
¡La dicha es completa!
¡Qué buena es la ETA,
que ya no nos mata!
La banda feroz
se torna ursulina,
pues ya no asesina,
sangrienta y atroz.
Y suena la voz,
hinchada y chuleta,
del bobo sociata:
¡Qué buena es la ETA,
que ya no nos mata!
Nos trae la paz,
nos deja con vida
y no nos liquida...
¡Qué suave solaz!
Y a quien, suspicaz,
se opone y objeta,
hablémosle en plata:
¡Qué buena es la ETA,
que ya no nos mata!
La paz se granjea
da igual de qué modo;
la paz ante todo;
la paz como sea;
la paz, guapa o fea,
parcial o completa,
costosa o barata...
¡Qué buena es la ETA,
que ya no nos mata!
Es tal la ilusión
que no hay que ser cauto;
total, ¿qué es la auto-
determinación?¡
Que sean nación,
de forma discreta,
sin darnos la lata!
¡Qué buena es la ETA,
que ya no nos mata!
¡Qué lindo alto el fuego!
¡Y qué permanente!
¡Qué tierna, esta gente!
¡Qué dulce sosiego!
Y así, como un juego,
en sede secreta,
la paz se contrata…
¡Qué buena es la ETA,
que ya no nos mata!
Tras años de lucha,
el díscolo etarra
reclama Navarra
con boina y capucha.
Rodríguez escucha,
sonríe, respeta,
consiente y constata:
¡Qué buena es la ETA,
que ya no nos mata!
Las víctimas son
chinchosas, molestas,
bastante aguafiestas,
con tanta objeción...
¡Silencio! ¡Chitón!
¡Que no se entrometa
la víctima ingrata!
¡Qué buena es la ETA,
que ya no los mata!


© Copyright Libertad Digital SA. Conde de Aranda 8, 28001 Madrid. Tel: 917 812 241 - Fax: 914 357 497
Estadísticas Nosotros Publicidad

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home