Tuesday, June 27, 2006

Franco, por Pío Moa

iaQueridos amigos: Como sabréis, acabo de publicar un breve ensayo (200 páginas) sobre la significación histórica de Franco. Se trata de una reivindicación del personaje a partir de los siguientes puntos: venció a la revolución (y no había un líder o un partido democrático capaces de hacerlo), salvó a España de la guerra mundial, y dejó un país próspero y moderado. Podríamos añadir que comenzó el período de paz más largo que haya vivido España en dos siglos, y que continúa hoy, esperemos que por mucho tiempo. Con todo ello, dejó a España preparada para una democracia sin traumas, que hoy intentan echar abajo, precisamente,… los antifranquistas. En el franquismo hubo dos concepciones generales: la que veía al régimen como una superación tanto del comunismo como de la democracia liberal, un régimen que por tanto se perpetuaría y serviría de modelo a otros países; y la que lo consideraba un período excepcional causado por una crisis también excepcional. Esta última tendencia fue la que terminó imponiéndose, y gracias a ello y a los logros económicos y sociales del propio régimen, fue posible la transición democrática, ahora en peligro. De todo eso trato en el libro. Considero que mientras no se reivindique y aclare la significación histórica de Franco, nuestra democracia estará algo enferma y sometida a mil demagogias. La democracia actual es real, proviene del franquismo (de su sector reformista) y no de quienes intentan hundir la Constitución y la unidad del país. Entiendo que este punto de vista es algo difícil de digerir después de tantos años de mendacidad al respecto, pero creo que el libro tiene una argumentación contundente, invito en él a los contrarios a ponerla a prueba en un debate, y tengo la impresión de que en cualquier confrontación intelectual honrada serían derrotados. Pero por lo mismo que no cabe esperar ese debate honrado y sí un intento de aumentar todavía la falsificación de la historia aprovechando el abrumador dominio de los medios de masas por parte de la izquierda y los separatistas, opino que hay que poner el máximo empeño en contrarrestar ese antifranquismo que, no por casualidad, está poniendo en grave peligro nuestra convivencia en libertad. Por lo tanto os hago un llamamiento a discutir y difundir al máximo estas tesis, caso de que lleguéis a conclusiones parecidas a las mías. Pío Moa

1 comment:

Breo Tosar said...

La política en España está muy mal quizá porque nuestra democracia es todavía joven y tiene que madurar.
Un ejemplo lo encontramos en las agresiones físicas a políticos o a pensadores por defender unas ideas que no son "políticamente correctas".
Podemos no compartir las ideas del historiador Pio Moa e incluso
tacharle de embustero si se quiere (aunque todo el mundo sabe que sus
escritos se apoyan en documentación histórica de la época -como
editoriales de El Socialista u otros diarios y revistas de 1934).
Sin embargo, lo que nadie puede admitir es que se produzcan altercados y ataques a personas por sus ideas. ¿No vivimos en democracia? Pues me pregunto ¿qué entendemos por democracia si nadie condena las agresiones físicas? ¿Alguien es capaz de mirar a otro lado y no criticiar la conducta de la extrema izquierda? ¿Estamos volviendo a la violencia que reinaba en 1934, cuando, según las últimas investigaciones, la izquierda pretendía una dictadura del proletariado y rechazaba la democracia?
Si alguien piensa que exagero, que vea este terrible video:

http://www.youtube.com/watch?v=Risfdco7sro&search=pio%20moa