Monday, April 29, 2013

El nacimiento de la siguiriya gitana

No sabe cómo le agradezco el envío del sugestivo y ameno (los dos adjetivos se complementan) ensayo sobre los gitanos. Voy a pedirle a José de la Colina que lo reproduzca en su suplemento: me encantó. Yo creía que los gitanos habían llegado a Europa mucho antes pues según Basham (The Wonder that was India) hay noticias de que actores de la India (¿gitanos?) bailaban y cantaban en la corte del Gran Rey. Pero es plausible que los gitanos, tal como los conocemos, hayan salido de la India después del saqueo de Delhi por Tamerlán. ¿Conoce Vd. el relato de Clavijo, el embajador español ante la corte de Tamerlán, en Samarcande? Es un texto apasionante. Yo lo leí, en inglés (!), en Kabul, en la biblioteca de la Embajada Británica, hace ya muchos años. Otra coincidencia turbadora: Sigiriya es una roca enorme y sobre ella un rey parricida construyó una fortaleza casi inaccessible. En Sigiriya,- sobre una pared de la roca (es un sitio vertiginoso) hay unos frescos célebres que recuerdan a los de Ajanta y que representan tal vez unas apsaras o divinidades de las nubes- hermosísimas. Abajo de los frescos hay más de un centenar de pequeños poemas en honor de esas enigmáticas muchachas celestes, escritas al correr de los siglos por monjes y visitantes. Otra coincidencia: mientras yo escribía esta carta mi mujer leía un texto de un amigo poeta de Bengala ilustrado con motivos de Sigiriya.
(De una carta de Octavio Paz fechada el 1 de marzo de 1985 al recibo de una mía en la que le mandaba La llave de bronce de Antonio Mairena, texto reproducido en La era de Mairena)

Labels: , ,

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

<< Home