Wednesday, August 23, 2006

Del lila al amarillo

- Miércoles, 23 de Agosto de 2006 -

Lo “facha” y lo “rojo” o del lila al amarillo.
Aquilino Duque
Cada vez que coincidimos en un acto público, mi querida amiga Pilar del Río, la bella y simpática esposa de don José Saramago, me dedica expresivos cumplidos por mi “buena facha”. Al principio yo, vanidoso de mí, tomaba esos cumplidos por su valor nominal, pero su reiteración me ha hecho pensar en un doble sentido. Ese doble sentido del cumplido, lejos de ofenderme, me halaga por partida doble. No es que me guste especialmente el palabro, acuñado en la zona roja para marcar el ganado destinado a las checas, pero lo último que yo haría sería renegar de lo que por él entienden los que lo emplean con el fin de insultar y descalificar. La derecha vergonzante, la derecha que no quiere decir su nombre, no puede la pobre evitar por muchos y patéticos esfuerzos que haga, que le apliquen sus contrarios ese estigma, y a diferencia de éstos, que blasonan de lo que son o de lo que quieren ser, es decir, de “rojos”, están siempre temerosos de que al menor descuido se les vea el plumero. En tiempos tricolores también se cocían habas, hasta el punto de que José Antonio llegó a decir que prefería un rojo a un amarillo o a un lila. El lila era el que quería pasar por rojo sin serlo del todo y el amarillo el que quería hacerse perdonar el no tener nada de rojo. Con estos mimbres, me temo, está hecha esa derecha vergonzante cuyos complejos denuncia sin tregua su mejor portavoz. Tal vez sea su pasado “rojo” la mayor virtud de este portavoz, pues vivimos unos tiempos en que sólo los que tienen esa clase de pasado tienen bula para decir ciertas verdades que, sólo por serlo, son piedra de escándalo en el charco de ranas de la “corrección política”. Más de una dama elegante, votante de esa derecha vergonzante y que combina sabiamente el lila y el amarillo con el rosa, encuentra ofensivo y agresivo al susodicho portavoz, pues en el fondo su tono y sus modales les recuerdan a los de los tiempos de la “acción directa”. También es cierto que este portavoz, que velis nolis lo es de esa oquedad que llaman “centro”, se considera de vez en cuando en el deber de arremeter de modo inmisericorde contra la derecha que no se avergüenza de serlo pero que, por no tener un pasado “rojo”, no tiene bula para decir lo mismo que dice el mismo que la ataca o que le tapa la boca, como conozco algún caso, por el qué dirán los amarillos y los lilas. Dicho esto, digo también que si la derecha tiene cada vez más presencia en la vida pública, ello se debe, más que al partido que dizque la representa, a ese aguerrido portavoz y a la Asociación de Víctimas del Terrorismo. No me duelen prendas.

Analisis Digital http://www.analisisdigital.com/

2 comments:

Enrique Baltanás said...

P. P.= Partido Pusilánime.

Aquilino Duque said...

LÉETE LO QUE AL RESPECTO DICE HOY PIO MOA EN SU BITACORA DE LIBERTAD DIGITAL