Saturday, September 30, 2017

La bandera inconsútil

               Un signo de lo Alto

Volaba el avión entre dos mundos:
del Nuevo al Viejo.
Salió de Filadelfia
cuando empezaba a anochecer
y tenía prevista su llegada a Barajas
muy de mañana, a eso de las nueve.
Volaba cara al sol naciente
que apenas despuntaba  entre las brumas
que velaban las cumbres de la Sierra,
y, arco de triunfo, rompimiento de Gloria,
signo seguro de lo Alto,
una alargada banda rojigualda
engalanaba el barandal del Cielo.
España izaba su bandera.
Sólo faltaba el toque de diana.


1 comment:

Lutgardo García Díaz said...

Bravo, maestro, espléndido poema para estas horas tristes.