Versión bilingüe


(Foto Pepe Cala)

Comments

Vaya, vaya, como ha cambiado Mandelstam. Por la foto, digo.