Tuesday, August 16, 2011

La Virgen de los Reyes


Véanse imágenes de la procesión

Además ese día la Virgen de los Reyes hizo un milagro conmigo. Estaba yo solo en casa, pues Sally había ido a Mazagón a acompañar a una vieja amiga durante el fin de semana. Al despertarme a eso de las 7, me dije "¿por qué no voy a la procesión?" Pero para ir a Sevilla y poder meterme en la catedral y situarme bien me tenía que poner un traje oscuro. Con eso, el pelo blanco y la consigna "¿Dónde se sientan las Reales Academias?" pude franquear todas las barreras, aunque a la Virgen ya la había visto en sus andas en la calle entre la muchedumbre. Pues bien, y aquí viene el milagro; dudé entre qué ropa ponerme y por fin opté por un traje que no me ponía desde fines de mayo o comienzos de junio, en una noche de calor en que perdí la billetera con 110 euros y todita mi documentación, tarjeterío inclusive, que hube de renovar. Estaba en un bolsillo de la chaqueta, que a raíz de la pérdida registré en vano, y nadie me quita de la cabeza que Nª Sra. me la puso allí para premiarme por mi decisión de ir a la procesión. ¡Aleluya!

No comments: