Tuesday, February 23, 2010

Aniversario

Enigmas

En plena reacción absolutista y anticonstitucional, había un partido, o una camarilla, encabezada por el padre Cirilo y por Calomarde, que consideraba que el Gobierno estaba plagado de masones, e instigó, con el soberano impulso del rey, al francés Jorge Bessieres, antiguo guerrillero contra sus compatriotas, ex partícipe en conjuras constitucionales y republicanas, a que se sublevara. Lo cuenta Baroja en Con la pluma y con el sable. Dejemos la palabra a don Pío: “La sublevación no tuvo éxito. Fernando VII, al saber su fracaso, envió como a un perro de presa al conde de España contra Bessieres. Un francés contra otro francés. …Bessieres, preso, se creía seguro; tenía una carta de Fernando VII en la cual se le ordenaba el alzamiento. El conde de España trató a Bessieres como a un compañero y a un paisano; le convidó a cenar con él…A los postres, el conde preguntó a su comensal con gran amabilidad que por qué se había sublevado, y Bessieres mostró la carta del rey. El conde de España, tranquilamente, cogió la carta y la quemó en la llama de una bujía. - ¿Qué feu, general? - gritó Bessieres en catalán, abalanzándose al conde de España-. Qu’en perdeu. - Oui, peut-être, mais je sauve le roy - dijo el conde de España en francés, con una contestación a modo de Duguesclín. … Bessieres, al verse sin la carta del rey, comprendió que era hombre muerto.”

Y aún hay ingenuos que se preguntan qué pasó el 23 de febrero de 1981.





Labels: , ,